los esqueletos del cenote las calaveras


Las prácticas escritas sobre “sacrificios de doncellas” por parte de nuestros abuelos, son simplemente un artificio para denigrar nuestra cultura, una de las mejores pruebas que desmienten esto es la localización de varios esqueletos en la zona maya conocida como “las calaveras” un cenote ubicado en Quintana Roo, podría ser el depósito funerario de la época prehispánica mejor conservado y el de mayor concentración de esqueletos humanos del área maya.

En este cenote de 30 metros de diámetro se han encontrado dichos restos humanos en un perfecto  estado de conservación, lo que permitirá el desarrollo de estudios de genética y antropológicos para conocer más a fondo a la antigua población maya que se asentó en esta región.

La arqueóloga Carmen Rojas señaló que por la alta cantidad de esqueletos que se han encontrado en éste y otros cenotes del área maya, se ha determinado que estos espacios acuáticos tuvieron la función de cementerios, toda vez que algunas de las osamentas presentan tratamientos funerarios, al estar acompañadas de vasijas y animales como ofrendas.

Aunque aún resalta que se ejecutaban sacrificios humanos, desde mi punto de vista esto pudiera no ser probable, puesto que un cementerio alberga tanto a gente muerta de manera natural, por enfermedad, tanto como por accidente o asesinato, siendo los dos últimos y ocasionalmente el segundo, causas de muerte por alguna herida, sea esta por la acción violenta, o por el intento de salvarle.

De un par de comentarios realizados por la arqueóloga, me llama la atención lo siguiente:

“los tratamientos funerarios se distinguen de los sacrificios como dos prácticas diferentes. Estos últimos se llevaban a cabo cuando los cuerpos conformaban una ofrenda para las deidades.

“En tanto que los tratamientos funerarios estaban relacionados a la conservación de restos humanos y a la conmemoración de los muertos. Es posible que de esta forma ciertos grupos mayas estuvieran preservando a sus ancestros, con el fin de respaldar su linaje y reclamar el control de algunos recursos”

Es de suponer que si se colocaban con fines de “conservación” lo mas logico es que toda osamenta tuviese las cualidades de haber sido entregada con respeto, sin violencia alguna, tal coom hoy enterramos o cremamos nuestros difuntos, y es por eso que incluso los que no estan en prefecto estado, tambien fuesen solo depositados.

Los restos corresponden a dos mujeres, un hombre y el otro con sexo aún por  definir. Una de ellas tenía de 40 años de edad al momento de morir, en tanto que la otra era de una joven de 25 años, y sus osamentas fueron encontradas con características de tratamiento funerario y no de sacrificio.

Este apunte desmiente lo que durante años se dijo, que solo esqueletos de “virgenes” eran localizados en los cenote, cuestion de sacrificio, venta o abuso de las mujeres, mas imputable a practicas helenicas o asirias, e incluso hebreas, donde la mujer era un objeto, y no un ser igual en derechos al hombre.

Poco a poco se da a conocer la verdad sobre algunas cosas que en realidad son solo mentiras que se han pasado de generacion en generacion.

“nuestro sol, ha regresado”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en el tiempo entre el tlatoani Cuauhtemoc y Yo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s