El cosmos y la tradición


Saludos:

 

Las cosas por su propio peso caen, el que habla con lengua de plata parece tener el don de lo valioso en su hablar, pero esta lengua en algún momento puede fundirse para convertir su lengua en afilada espada, que puede entonces ver si es de héroe o de villano.

 

En el caso de nosotros quienes los leemos podemos ser considerados como los mismos astros en un sistema solar.

 

Existe el sol que es conocimiento sobre lo que se habla en todo lugar, y a este lo rodean miles de millones de estrellas más o menos brillantes, las cuales tienen planetas que giran alrededor de cada estrella alimentadas de su gravedad y energía, algunos  planetas a su vez alimentan cuerpos mas pequeños que lo circundan sin abandonarlo constantes y fieles.

 

Cuando aquel que se dice parte de la humanidad se siente incompleto, por lo regular busca algún escondrijo para hacerse aun mas “ojo de hormiga”, tato mujer como hombre esta solo buscando para si mismo la respuesta que no encontró entre el barullo de los demás.

 

Pero no solo hay planetas, existen cuerpos menores, que llamamos asteroides o cometas, los primeros  se ubican en zonas giratorias constantes pero que de vez en vez, se desprenden y van y estallan con otros iguales o unos más grandes, incluso con los planetas o el mismo sol.

 

Pueden crear conflictos y lo que llamamos destrucción, pero en un lugar con fuerza para renacer, esto se convierte en una regeneración, una reconstrucción de lo que hacemos que nos hace ser mas entendidos y convencidos de lo que tenemos, y no solo eso, también aprendemos de lo que perdimos.

 

El hombre es así, muchas veces desea ser luz tan intensa como los soles, pero en realidad aunque la luz de una estrella sea más pequeña es porque lo vemos desde muy lejos, ¿Cómo nos maravillaría el acercarnos a algunas que harían ver nuestro sol como una pequeña lucecilla perdida en la inmensidad? Lo ignoro, pues aun no conozco otra que la siempre he tenido cerca, pero he dado el paso a saber y entender que no es la única pero si la más necesaria.

 

Nos preocupa que nuestro sol sea opacado por una estrella mayor que quizá la podría hasta destruir, y que en ocasiones de las miríadas de años cósmicos mas allá de la imaginación de los científicos que cada 10 años le aumentan edad a las cosas no en proporción de años vividos de sino de nuevos entendimientos.

 

Pero cuando el hombres hace como el sol como esa energía  y comprende que ha entendido más que otro se vuelve ermitaño, por envidia, por cuidar celosamente algo o simplemente para que los que realmente deseen conocer lo que él sabe y desean que lo comparta, tengan que dejar por detrás las convicciones que procura n diario, o que les son impuestas por anuncios y mensajes vende mentes.

 

El que se acerca al tumulto cercano al maestro por lo regular escucha dos o tres cosas que le maravillan o simplemente que le agradan y vuelve y vuelve, porque en realidad le sigue interesando, muchos veces esta callado durante mucho tiempo, hasta que siente que puede hablar, no porque antes no confiara en si mismo de poder expresarse , sino simplemente que la naturalidad de la enseñanza le mostraba que no era el momento, eso también indica seguridad, tanto como el aquel que desde el principio esta incisivo en lo que pregunta.

 

En cambio aquel que solo cree que encontró algo valioso simplemente dejara de establecer un vinculo y será como un cometa, ocasionalmente pasara dejando una cauda por donde pasa pero sin establecer un parámetro constante en un tiempo mas corto, incluso sin poder volver.

 

Nuestra vida es como esos cuerpos, si en nosotros hay luz, entendamos que oscuridad que nos rodea es justamente lo que hace brille, sin esa oscuridad nuestra luz no puede ser apreciada.

 

De cerca o de lejos, como sol o como estrella en la oscuridad se nota lo que tililamos, aun cuando parezcamos discretos conformamos el gran y brillante cosmos de nuestra tradición, porque ahí estamos para conformar la cosmovisión de la que somos parte.

 

Ipan noyolo ipan noilhui, huetlamatchtlia in tlatolli.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cultura de Abya Yala. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s