Mitos prehispanicos*La ausencia de escritura


Por años hemos escuchado sobre que en America no se conocía la educación, que no existían universidades o por lo menos escuelas, lo cual demostraba que no existía la escritura, fundamental para poder demostrar por las ideologías de antes que se poseía cultura.
La definición de escritura proviene del latín scriptūra, la escritura es la acción y efecto de escribir (representar las palabras o las ideas con letras u otros signos trazados en papel u otra superficie). Se trata, por otra parte, del sistema de signos utilizado para escribir (por ejemplo, la escritura alfabética).

Desafortunadamente el hecho de usar una escritura alfabética en la cultura de mentalidad eurocentrista minimiza otras escrituras mas extensas y ricas tanto en fonética como en visualización, convirtiéndolas en jeroglíficos.
Un jeroglífico es un tipo de escritura en el cual las palabras no se representan con signos alfabéticos o fonéticos, sino que el significado de las palabras se expone con símbolos o Figueras.

El más conocido pese a que tenemos una cantidad tan vasta es el de los egipcios y otros pueblos antiguos solían utilizar jeroglíficos en sus monumentos.

En la América previa a la invasión, se escribía con figuras, las cuales son incomprensibles para la mayoría por razones que expondré más adelante ,lo cual las convierte para los estudiosos en un jeroglífico pues un jeroglífico, por otra parte, es una escritura o apunte difícil de interpretar: “No entiendo el jeroglífico que me dejaste sobre la mesa”, “Leo los textos de este filósofo y me parecen jeroglíficos”, “Tu caligrafía es indescifrable: explícame qué quiere decir el jeroglífico que entregaste durante la última clase, por favor”.
La razón de que se les haga “jeroglífico” es fácil de entender, dado que la mayoría de los lenguajes occidentales se basan en el alfabeto latino que es el que usamos el cual abarca 29 letras, aunque muchos la traducen hoy en 26 solamente.
En cerca de 5000 años el alfabeto “occidentalizado” entre los que esta su descendiente el latín y sus derivados, ha crecido en solo 6 símbolos, superados por decenas o centenas dependiendo del rico acervo de otras culturas como el mandarín que incluye casi 1000 distintos símbolos.
Pero la ley natural del periodismo y la comunicación nos dice que una imagen vale por mil palabras, y es fácil demostrarlo.
En la actualidad, describir una escena de guerra, accidente, evento de gala, social, artístico o deportivo, lleva necesariamente miles de palabras para poder realizarlo.
Pero el leer requiere además de una asociación de conocimientos referentes a la actividad descrita o los personajes mencionados.
“Visualizar” en cambio requiere la misma información, pero en estado real, o letárgico, real como en la TV, letárgico como en las fotos.
Los jeroglíficos que en realidad son iconografías, tanto en murales como en relieves, o esculturas, permite una rápida compresión de lo se necesita pero siempre y cuando se sepa o se entienda que quieren decir.
Nuestros tatas y huehues, comprendieron lo importante y sencillo que es la explicación iconográfica, por eso la transmitieron de esta manera, y es por ello que la escritura que aún permanece es en realidad una muestra de la cultura futurista que esto encierra.
¿No creen que esto sea futurista?
Bien la mayoría de los que leerán este post, lo harán en una computadora, la cual para reconocer lo que precisamos realizar se basa en iconos, de entrada se busca el del algún buscador, luego el de algún chat, porque identificamos mas rápido el dibujito entre muchos que si nos ponemos a leer todos los textos que describen su identidad, además esto hace que se entienda uno con quien sea aun cuando no hablemos el mismo idioma.
¿Sabían ustedes que un Chino, un español, un mexicano y un swahili, que conozcan uno de los sistemas de lenguaje sordomudo se entienden sin problema?
Eso se debe a que existe un sistema general para las palabras, que no importa cómo se pronuncien, el movimiento de señas es el mismo.
Si uno va al baño en china y está escrito en mandarino, seguro no sabrá cual puerta tocar, pero si ve la figurita de un monito con pantalón y otra con vestido sabrá cual es.
Incluso en la forma más rebuscada (me paso un día) encontrar el baño seria cuestión de razonar, si ves a un rey de un lado y una reina del otro o un puro con un sombrero de copa, y del otro lado un tejido y un sombrero de aleta, sabrás cual es el lado que te toca, porque en muchos lados aun se asocian ciertas cosas con el género respectivo.
La escritura hecha aquí, se suponía era a prueba de tontos, por decirlo de alguna manera, pero el reducir nuestra imaginación al legado de unos cuantos símbolos, redujo la capacidad de apreciación, tan sencilla, que cuando nos la explican, nos sentimos como unos perfectos…bueno ustedes me comprenden.
Este post continuará…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CALMECAC. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s