Mitos de la coquista-El mito del hierro


Escribimos sobre el conocimiento y contacto con culturas llegadas allende los mares mucho antes que Colon, cosa que por demás sabemos que es más que lógica, pero también en el se habla de conocimiento de tecnologías que siempre se achacan como ignoradas por los pueblos de América.

El uso de la metalurgia es uno de los más sostenidos por los conservadores de la historia pese a que con los años en sus mismos escritos se encuentran contradicciones que descubren muchos de los mitos e hitos históricos.

La orfebrería americana tan rica en todas partes y de cuyas evidencia tenemos tanto en el sur como en el norte, desmintió que se conocieran los metales como se pretendió durante siglos incluso paradójicamente se decía que no conocían los metales en tanto exhibían más adelante mascaras de oro, bronce, cobre o plata.

Pese a ello se desea mantener el mito de la ignorancia sobre la metalurgia en el hierro, porque según los amigos historiadores y arqueólogos no existe evidencia sobre el uso del mismo.

Estas personas, indican que se habitaba en la “edad de piedra” porque para ellos los utensilios de piedra indican atraso, prehistoricidad.

Yo me pregunto de manera simple, ¿Cómo esculpían obras como el Cuauhxicalli, Coatlicoe, una cabeza de Quetzalcoatl, los relieves, las estelas y tantas cosas tan finamente detalladas, que pese a la hermosa fabricación de silex pedernal y jade, nos deja medio inseguros de haber hecho todo eso solo con chocar piedra con piedra.

Preguntando e investigando, he conocido historias que desafían la imaginación, pero que lejos de ser fantasiosas, suenan más lógicas conforme se analizan.

En varias de las construcciones como Izapa, casi vírgenes en manera exploratoria, se han encontrado vestigios del uso del hierro, pero lo curioso es que no se menciona mucho ni la ciudad, ni lo encontrado en ella.

Como antecedente a esto, pondremos la supuesta historia del acero mejoramiento del hierro y que ha sido para establecer la idea de mejoría en las culturas llamadas “antiguas”, usaremos el calendario cristiano para facilitar el entendimiento.

Alrededor de 5.000 años AC, el hombre aprendió a utilizar el cobre y luego, resultado de la aleación con estaño, descubrió el bronce.

Posteriormente, aprendió a trabajar el hierro, material mucho más duro y resistente. Así, el período comprendido entre el 800 año AC, aproximadamente, y el siglo I DC se conoció como la Edad del Hierro

Las aleaciones producidas hasta el siglo XIV DC se clasifican como fierro forjado.

Y de ahí hasta el año 1855 debería llamarse arrabio, precursor del acero, el cual también tiene sus periodos, pues los primeros arrabios eran altamente quebradizos.

En las historias de caballería europeas sobre todo, se habla de espadas quebradas en el combate (el ser quebradizo no es una propiedad del acero bien forjado sino de la variante de hierro llamado arrabio salvo en su última etapa previa al descubrimiento del proceso a chorro de aire), esas historias nos dicen el valor de los caballeros o portadores del arma que en muchas ocasiones (al estilo de película de Hollywood) con un pedazo de espada derrotan al contraatacante, de estas versiones sale la primera parte del señor de los anillos donde el rey de los hombres corta los dedos del señor oscuro.

Bueno perdón por el lapsus cinéfilo, pero era para dar una idea de lo que sucede con las espadas.

La espada española considerada en el siglo XVI, como la mejor de su clase descendía del conocimiento de las técnicas árabes, sin embargo estas continuaron su tendencia quebradiza hasta que coincidió con la época de esplendor de los llamados tercios de Flandes, este grupo de soldados de elite que sorprendió al mundo con sus nuevas tácticas de combate ágil apareció en 1534 (¿De dónde aprenderían?) por Carlos I, bueno nosotros lo conocemos como Carlos V.

La posibilidad que siempre nos niegan, la de tener el conocimiento que se achacan en otros lados, queda en el aire, en América no solo se conocía el hierro, se usaba, y es gracias a ello que una nación retrasada en el ámbito político y militar como lo estaba España (dicho sin mal animo) pudo convertirse en la potencia principal en el mundo en solo 100 años, aunque claro con las reservas que iremos conociendo respecto a dominios reales y los dominios supuestos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CALMECAC. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s