Las casas queretanas


-Casa de la Marquesa: su fachada barroca con delicados y exquisitos trabajos en cantera labrada, su decoración mudéjar interior y la soberbia arquería de sus patios, la convierten en una magnífica muestra de la arquitectura colonial de Querétaro. Fue construida en 1756 por encargo de Antonio de Alday.
La vivienda de dos niveles fue habitada por la marquesa de la Villa del Villar del Águila, por lo que fue bautizada como la Casa de la Marquesa.
Se encuentra en la calle Madero 41. Actualmente es un lujoso hotel.
-Casa de don Bartolo: es una de las mayores expresiones de la arquitectura civil de Querétaro. Presenta una hermosa fachada de líneas eclécticas que combinan rasgos de los siglos XVII y XVIII.
Se le conoce como la "Casa de los Espantos" porque, según los relatos populares, su antiguo dueño, Bartolo Sardanetta y Legaspi, conde de Rayas, habría asesinado a su hermana.
Además, a este oscuro personaje se le atribuían pactos con el diablo a cambio de gloria y riquezas, lo que le habría permitido amasar una importante fortuna.
Se encuentra en la calle Pasteur Sur23.
-Casa de Ecala: fue la propiedad de Tomás López de Ecala y Baquedano, un regidor de Querétaro que cambia la fachada de su vivienda cada cierto tiempo, pero lo negativo del asunto es que aprovechaba las "remodelaciones" para apropiarse de un pedazo de los terrenos aledaños, hasta que un día uno de sus vecinos lo enjuició.
Además de la sentencia del juez, los contendores se habían comprometido a que el perdedor debía de cerrar su balcón principal, la máxima ofensa en aquellos tiempos. 
El triunfo fue de don Tomás, quien, robustecido por su victoria, se afanó en la ornamentación de su casona, convirtiéndola en una de las muestras más excelsas del barroco queretano del siglo XVIII, siendo, desde entonces, fuente de inspiración para arquitectos y diseñadores.
La fachada de la Casa de Ecala está soberbiamente decorada, resaltando sus espléndidos ventanales (uno de ellos ostenta un delicado labrado en cantera semejante a una cortina), sus balcones de hierro forjado y su elegante pórtico.
Se encuentra a un costado de la plaza de Armas.
-Casa de los Perros, también llamada la "Casa Grande" (por sus fabulosas dimensiones), es una muestra notable de la arquitectura civil queretana del siglo XVIII. Su fachada presenta numerosas gárgolas esculpidas en piedra de cantera, las cuales tienen apariencia de perro (de este detalle nace el nombre de la vivienda), mientras que en el patio hay una prodigiosa fuente de agua, flanqueada por cuatro esfinges.
Se dice que la casa fue diseña y construida por Ignacio Mariano de las Casas, insigne arquitecto que habitó la vivienda hasta la hora de su muerte en 1773. Posteriormente, viviría en ella doña Josefa Vergara Hernández, generosa benefactora de las obras sociales.
Actualmente el recinto es ocupado por un Jardín de Niños. Se encuentra entre la avenida General Arteaga y la calle Allende.
-La Casa del Conde de Sierra Gorda: es otra interesante casona del siglo XVIII, que se caracteriza por el estilo barroco de su fachada y por presentar en su patio principal una arcada mixtilínea, con sectores rectos y otros curvos.
La casa fue propiedad del capitán español José de Escandón, conde de Sierra Gorda. Se encuentra en la avenida Manuel Hidalgo, esquina con Allende.
-Casa de la Zacatecana: sus ambientes reflejan la opulencia queretana del siglo XVII. El derroche arquitectónico de su fachada barroca se extiende a sus elegantes salones y patios, en los que se pueden apreciar finísimos muebles y relojes, piezas de cerámicas y esculturas, objetos religiosos (una colección de Cristos) y de uso cotidiano, propios de las residencias coloniales de la ciudad.
Su nombre está relacionado con una oscura leyenda, referida a una hermosa mujer de Zacatecas que habitó esta vivienda a mediados del siglo XIX. Cierto día la bella dama, en combinación con uno de sus criados, asesinó a su esposo (propietario de ricos yacimientos mineros), al que enterraría en la caballeriza.
Tiempo después, la "apenada" viuda terminaría con la vida del cómplice, desapareciéndolo de la misma manera que a su cónyuge.
Actualmente es la sede de un museo y centro cultural. Se encuentra localizado en la avenida Independencia 59, en el Centro Histórico.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en mi queretaro lindo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s