No existian dioses en Cemanahuac 2


Como principio sobre el asunto de los dioses, empecemos por el razonamiento inicial, en el español derivado del latín Deus, una aberración de pronunciar mal Zeus, cosa muy común al adaptar de un idioma a otro, como ocurre con el castellano original llegado a mi tierra al mezclarse con al menos 50 lenguajes locales lo que dio por resultado, el idioma “mexicano”.

Para estudiar a dios, se usa la teología que es solamente un agrupamiento o conjunto de técnicas y métodos muy humanos pero de manera y naturaleza filosófica que pretende descubrir la existencia y relatividad de lo divino, sea este en forma de entidad o cualquier otra, aunque alguna maneras no deberían entrar en el concepto arcano de teología teos ‘Dios’ y logos ‘tratado’, significando ‘el estudio de Dios; el estudio de las cosas o hechos relacionados con Dios’.

En la época que describiremos, finales del siglo XV y principios del XVI, la vida de los eurohabitantes estaba regida por el concepto divino de cualquier manera que se le vea, fuese con la consabida idea de got o god anglosajón derivado el hindu kodha (que se pronuncia como “joda”), o el deus o teus latino, no estaba lejos del elohim arameo, o el ala muslim .

Para los clérigos e hidalgos instruidos así como para todo buen cristiano, la teología era algo común en su educación, al menos en el papel, de esta forma casi todo lo que llevaba TEO, por consiguiente era lo referente a dios.

Cuando empezó el choque cultural, no hablare por lo pronto de lo sucedido militarmente, sino de lo que aconteció en el modo espiritual filosóficamente la localización del prefijo Teo, resulto indispensable, y este fue encontrado en la palabra OMETEOTL que por azares del destino implica creación o energía creadora.

“He aquí lo que muestra la religión y espiritualidad de este pueblo” dictaminó fray Bartolomé, pero que lejos estaba de la verdad, y trataré de explicarlo.

Ansiosos por localizar algo más de similitud entre la religión cristiana y el pensamiento de los “salvajes”, la localización de miles de cruces en esta tierra, les dio la idea de que existía alguna conexión quizá con algún apóstol que hubiese pisado estas tierras cosa que les pareció correcta al saber que muchas de estas cruces se asociaban al Quetzalcóatl indígena.

Al saber que la palabra ometeotl significaba creación o energía creadora como rayo les vino a la mente la cuestión de la divinidad
Ome teotl dos dioses, según la traducción literal que impusieron, pero en realidad significa dualidad, que es lo establecido como masculino y femenino.

Y asi de un plumazo las entidades que significaban algo pasaron a formar parte de la sincretización religiosa, Tlaloc se convirtió en San Isidro labrador
Quetzalcoatl en Jesús, (aunque por un tiempo también lo fue Tezcatlipoca mas adelante les dire porque el cambio), Coatlicue en María y la palabra Tonantzin se ha mantenido por muchos como idea de diosa, ys e convirtió en Guadalupe la morena del Tepeyac
Recuerden la siguiente palabra, Xolotl, que se asocio con Prometeo y al mismo tiempo con Lucifer, más adelante se explicara el porqué.

Hasta ahora parece que es más o menos lo que conocemos al menos en la manera nornal como se ha contado la historia de los ahahuacas antiguos, no deseo entrar por lo pronto a terrenos incas mochicas mayas o demás aunque como se de el post, será parte de lo que explicare, al menos hasta donde pueda, y estoy abierto a sus comentarios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CALMECAC. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s