La reinterpretación de la fundación de Tenochtitlán refleja su solidez cultural


 

Al inicio de la conquista, los ancianos deciden guardar su sabiduría y transmitirla de manera oral

Detalle del Calendario Azteca Foto: LA JORNADA JALISCO

El sol se ocultó, se perdió de vista y nos ha dejado sin luz, en la oscuridad. Sabemos que volverá, que nuevamente volverá, pero mientras permanezca en la mansión de la transformación, reunámonos violentamente, estrechémonos y guardemos en el centro del alma todo lo que ama nuestro corazón y consideramos como un tesoro.

Este mensaje fue difundido por el Consejo de Ancianos que vivía en Tenochtitlán al ver que estaban sitiados por los españoles y aislados, en guerra y sin poder recibir víveres. Los ancianos se dan cuenta de que el proceso de evolución, que es de miles de años, se detiene y deciden guardar el conocimiento acumulado a través de varias generaciones. El mensaje tenía la finalidad de guardar la sabiduría para evitar la destrucción, porque se dieron cuenta de que los españoles estaban destruyendo su cultura.

Pasaron los años y los maestros de los pueblos de México sintieron la necesidad de contar su versión de la historia y transmitirla oralmente, porque todas las historias que permanecen vivas tienen un trasfondo, es decir, un sentido más filosófico que puede ser vigente en cualquier época.

Hacia 1800 se reúnen los consejos de ancianos para formar a las futuras generaciones, encargadas de transmitir los conocimientos de los antepasados. En 1900 ya tienen a los grupos definidos de niños entrenados para estudiar la lengua mexicana, la danza, la fundación de Tenochtitlán y, a su vez, que comprobaran el conocimiento de los ancestros, expresado a través de la tradición oral. Un ejemplo de constatación fue el libro La historia de las cuatro flechas, del maestro Tlacaelel.

Sin lugar a dudas, una de las comprobaciones más importantes que debieron hacer estaba relacionada con la fundación de Tenochtitlán y lo hicieron a través de los códices llamados Teocalli de la Guerra Sagrada, que se encuentra en la sala Mexica del Museo Nacional de Antropología e Historia; otro es el Mendocino, hecho por un tlacuilo, y el Calendario Azteca.

Los símbolos de los códices

La historia, escrita por los frailes después de la conquista, narra sobre la fundación de Tenochtitlán que en un determinado momento Huitzilopochtli habla con alguno de los guías que salieron de Aztlán y le pide que encuentre un lugar en dónde fundar la ciudad, y la señal era un águila devorando una serpiente. El relato tiene una cierta similitud con la historia de Moisés, cuando sigue al Dios y tiene que encontrar la tierra prometida.

Pero de acuerdo con el Ehekatl Tozkayamanki, la historia de la fundación de Tenochtitlán está registrada en los códices Teocalli de la Guerra Sagrada, el Mendocino y el Calendario Azteca. La interpretación de los símbolos que contiene cada uno de ellos explica que la fundación de Tenochtitlán no se dio porque los guías vieron el águila parada sobre un nopal, sino que está relacionada con un conjunto de símbolos.

“Tenochtitlán se fundó en 1324. Se habla de que en el continente hay dos puntos de vital importancia, uno es Cuzco y el otro es Tenochtitlán, que son los puntos más importantes del continente. En lo que hoy se conoce como América, la parte norte del continente, desde Colombia hasta los Grandes Lagos, fue conocida como la confederación Anáhuac y está representada por el águila. La parte sur está representada por el cóndor. El águila y el cóndor son dos aves que hermanan a América y está en el emblema de la UNAM”, dijo el Ehekatl.

Pero el águila también es el símbolo del sol, tema abordado por el maestro Arturo Meza Gutiérrez en sus investigaciones, en donde explica que si se observa el sol cuando recién aparece en el poniente, es posible ver apreciar un rápido movimiento del astro; y si se lo mira por unos segundos y después cierra los ojos, quedan en la mente unos colores verde esmeralda y azul turquesa. La combinación de estos colores con el fugaz movimiento hizo que los antepasados le dieran al sol, cuando recién sale, el simbolismo de un colibrí. Conforme sube, se transforma en otras aves. De quetzal se convierte en guacamaya y cuando llega al cenit se convierte en águila, para de ahí descender y morir y al siguiente día convertirse en colibrí.

“Nos dicen los ancianos que el proceso de un día también se vive a lo largo de un año. El sol se presenta como colibrí en el solsticio de invierno, en ese momento la energía del sol es nueva y a partir de ahí nace y comienza a caminar hacia el norte. En ese camino se convierte en guacamaya y cuando llega el solsticio de verano se convierte en águila, regresa y muere un día antes del solsticio de invierno.

“Cuando se funda la ciudad de Tenochtitlán, por el lugar en que nos encontramos geográficamente, el sol pasa dos veces por el cenit, en mayo y en julio. Se habla de que la gente mexica llega al islote de Texcoco y en el momento en que el sol pasa por el cenit la primera vez, ven que hay una emanación de luz que llama su atención. Esperan a que el sol pase del norte al sur y trae la fuerza del águila, es cuando el calor del sol es tan fuerte que se precipitan las lluvias. Ven que al pasar por el cenit del islote es mucho más fuerte la emanación de luz y es cuando deciden fundar la ciudad. El sol está representado por un águila, no es que ellos vieron un águila parado sobre un nopal, sino que es un fenómeno astronómico el que está escrito en los códices”.

En el Teocalli de la Guerra Sagrada el águila aparece con el símbolo del agua y el fuego en su pico, no con una serpiente. La unión de agua y fuego se denomina atlachinolli. “Cuando se echa agua en un comal, emite un sonido chillante. Ese sonido es el que se llama atlachinolli, es una liberación de energía que tienen los humanos, es lo que les da el ímpetu para luchar ante la adversidad”.

Las formas de las tunas, en náhuatl nochstli, son parecidas a los corazones y eso habla de que las tunas representan a los corazones de los mexicanos, que en este caso tienen una particularidad y es que están sobre una piedra, en náhuatl tet. De ahí viene el nombre de Tenochtitlán, término que une la fuerza de las tunas y de las piedras y simboliza el corazón sólido de los mexicanos.

El nopal encierra otro significado. Se dice que cuando uno tira un nopal, aún en zonas desérticas, siempre nacerá uno nuevo, lo que habla de inmortalidad. También hay un cráneo descarnado, icono de transformación, y el agua, además de significar vida, tiene la cualidad de amoldarse siempre al recipiente que la contiene.

“Todos estos símbolos tienen que ver con el comportamiento de los seres humanos. Es como reflejar el perfil de la sociedad y de la cultura que en ese tiempo estaba vigente. Si leemos los símbolos en conjunto para conocer el contenido que en ellos está escrito, y vamos de abajo hacia arriba, vemos primero el agua, que tiene la cualidad de la transparencia, de la fluidez y de saber amoldarse a las circunstancias de la vida. Luego está el nopal que nace de un cráneo, que nos dice que el nopal vive gracias a la continua transformación. El cráneo no es la muerte, sino un proceso de cambio.

“El nopal nace también de una piedra, la cual sirve para construir cimientos para que sean firmes. Quiere decir que nuestra cultura tiene cimientos firmes y por eso tiene la cualidad de ser inmortal. Estas culturas van a crear seres humanos con corazones sólidos, fuertes y con la cualidad, la fuerza y el ímpetu para luchar ante las adversidades de la vida cotidiana. Pero además son dueños de algo muy importante: la libertad. Todo esto está escrito en los códices”, concluyó el Ehekatl.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cultura de Abya Yala. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s