¿que oculta CONAFOR?


La Comisión Nacional Forestal deja plantada a las organizaciones cuando supuestamente iba a entregar los documentos y las evidencias de que el Proárbol reforesta y contiene exitosamente la deforestación que sufre el país

A pesar de que se comprometió públicamente a entregar, en un lugar “neutral”(1), los documentos y las evidencias de que el Proárbol reforesta y contiene exitosamente la deforestación que sufre el país, José Cibrián, director general de la Comisión Nacional Forestal, dejó plantadas a las organizaciones del Observatorio Ciudadano de Vigilancia Ambiental (OCVA). Es decir, la Conafor decidió no brindar la información a la ciudadanía.

Contrariando lo que dijo al aire (2), el biólogo Cibrián intentó presionar al OCVA para llevar a cabo una reunión en lo oscurito en el Colegio de Posgraduados (Colpos), bajo la condición de que sólo participaran un representante del OCVA y un periodista. Las organizaciones se opusieron a llevar a cabo la reunión en esas condiciones e insistieron en que ésta se debía realizar en un lugar neutral, por lo que el encuentro fue organizado en la Casa de Cultura Reyes Heroles, ubicada en Coyoacán, a unas cuatro cuadras de la Conafor. Pero la autoridad ambiental nunca llegó.

Cabe señalar que la sede del Colpos no es, bajo ninguna circunstancia, un lugar “neutral” dado que la Conafor seleccionó por asignación directa a esta institución -sin licitación ni concurso- para elaborar el estudio sobre Proárbol, que hasta ahora nadie conoce.

La reunión pública en la que las organizaciones convocamos a las autoridades era explícitamente para recibir la documentación y los estudios, es decir, los datos duros, no más descalificaciones, generalidades, ni cifras vagas. Los documentos que la sociedad le demanda a las autoridades ambientales responsables del programa de reforestación son:

El estudio completo del Colegio de Posgraduados en el que se basan para asegurar que la reforestación ha funcionado en un 58%; las 30 o 100 auditorías que, de acuerdo con el secretario Juan Elvira, se le han hecho a este programa; las manifestaciones de impacto ambiental necesarias para reforestar, en particular para reforestar con especies exóticas; los estudios que sustentan las afirmaciones del secretario Juan Elvira de que a través de este programa se han recuperado y conservado un millón de hectáreas.

“Nos preguntamos ¿qué ocultan? Al no acudir a la reunión, las autoridades de Conafor desperdiciaron la oportunidad de entregar estos documentos y dar explicaciones claras a la sociedad. Es decir, rendir cuentas y transparentar la reforestación del Proárbol, programa sobre el que muchos tenemos dudas. Todo parece indicar que la negativa de las autoridades a entregar los documentos solicitados por el OCVA se debe a que no pueden defender lo indefendible. A diferencia de lo que opina el secretario Elvira, titular de Semarnat, las pruebas de que todo está bien en el Proárbol, las tiene que brindar la autoridad ambiental. Las organizaciones reiteramos la invitación al biólogo Cibrián a reunirse con el OCVA el martes 3 de febrero a las 17 horas, para que entregue los documentos y permitir el escrutinio público del Proárbol, programa que presenta severas irregularidades”, afirmó Alberto Szekely, vocero del OCVA.

Cabe señalar que estos documentos fueron solicitados por Greenpeace, vía IFAI a la Secretaría de Medio Ambiente, y esta mañana enviaron la respuesta de que “no es competencia de la Semarnat”, sino de la Conafor, instancia a la que también fueron pedidos por dicha organización.

“Esta respuesta de Semarnat es desconcertante porque el propio secretario Juan Elvira dijo en sus declaraciones que él había solicitado las auditorías. Las autoridades se enredan en sus propias declaraciones y aquí, nuevamente, la pregunta es ¿qué ocultan? ¿Hasta dónde llega la ineficacia, el manejo político y las irregularidades dentro del programa de reforestación impulsado por el gobierno federal?”, cuestionó Héctor Magallón, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace México.

Finalmente, las organizaciones llaman a los legisladores a asumir su responsabilidad y a detener el flujo de recursos asignados a la reforestación dentro del Proárbol para el presente año, a fin de poner un punto final a la dilapidación y el manejo inadecuado de los recursos públicos en nuestro país.
— Greenpeace México

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s