Deshielo 2


 

El barco de Greenpeace, que navegó por la costa de Patagonia durante varias semanas, ha obtenido evidencias fotográficas de este deshielo y ha confirmado que un gran número de los mayores glaciares ha disminuido su espesor significativamente y ha retrocedido kilómetros durante los últimos años.

Para Greenpeace, el deshielo causa graves problemas a las poblaciones que dependen de los glaciares para garantizar su suministro de agua potable y que la situación puede causar catástrofes en el futuro.

 
Un dato: el abastecimiento de agua potable de una tercera parte de la población mundial depende de los ríos que nacen de los glaciares del Himalaya.

Además, gracias al retroceso de los glaciares y al adelgazamiento de las capas de nieves eternas, los ríos traen menos caudal y, en consecuencia, es de esperar una menor oferta de energía hidráulica.

Otros efectos de este deshielo provocará el aumento de los niveles del mar que podría subir, según un estudio de la ONU, entre 30 y 50 centímetros para 2100, amenazando muchas regiones costeras e islas bajas.

El cambio climático también ha hecho desaparecer el 70 por ciento de la superficie de los glaciares en los Pirineos, en los Andes y en los Alpes austriacos.  Los más pequeños, según los expertos, pueden desaparecer por completo en 20 ó 30 años.

Se calcula que los alpinos han perdido ya del 30 al 40 por ciento de su superficie desde mediados del siglo XIX.

El fenómeno se acelera desde principios de la pasada década de los ochenta, y se incrementó especialmente durante los dos últimos veranos debido a la fortísima ola de calor que asoló el planeta.

 
El Laboratorio Geofísico de Grenoble (Francia) lleva un registro de estos movimientos y contrasta datos con otros expertos que advierten de unas fluctuaciones entre tres y veinte kilómetros según la altitud de los macizos.

En el caso de Suiza, el investigador Martin Hoelzle, asegura que se constata un aumento del proceso de fusión y que de continuar así esas masas de nieve podrían desaparecer a largo plazo.

"El retroceso ininterrumpido que observamos desde hace 20 años prosigue e incluso se acelera", señala Hoelzle, quien advierte que de seguir el ritmo, los glaciares suizos podrían fundirse hacia el 2025 y desaparecer hacia el 2050.

En la cordillera de los Andes, el deshielo de sus 7,601 glaciares, según un cómputo de la organización "The World Glacier Monitoring Service", se estima en cerca del 9 por ciento desde hace diez años, un fenómeno que tiende a acelerarse y que pone en peligro el suministro de agua potable en numerosas poblaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en tlalnatzin. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s