El plan Mérida


 El plan "merienda" en toda su extención"

El punto de vista del vecino del norte nos pone en su camino militarizado con la piel de oveja, el lobo se infiltra en nuestro pais por cuarta ocasion

El Senado de Estados Unidos aprobó el 22 de mayo de esta año,  el financiamiento de la Iniciativa Mérida de apoyo al combate al tráfico de drogas y la violencia en México y Centroamérica como parte del proyecto de la ley de gastos para Irak y Afganistán.

Con una votación de 75 votos a favor y 22 en contra, la Cámara Alta aprobó una enmienda que incluye la asignación de 350 millones de dólares para México y 100 millones de dólares para Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Además fueron aprobados cinco millones para Haití y otros cinco millones para República Dominicana.

El Senado aprobó después la ley de gastos por 165,000 millones de dólares, por lo cual deberá conciliarse con la versión de la Cámara de Representantes, donde no se incluyeron fondos para la guerra y el monto para la Iniciativa Mérida fue de 400 millones para México.

Los negociadores de ambas cámaras serán convocados en los próximos días. De acordar una versión integrada, ésta deberá someterse a un nuevo voto. La Casa Blanca puede promulgarlo o vetarlo.

Antes del voto, el presidente George W. Bush había urgido al Congreso a aprobar una iniciativa de ley que no "atara de manos" a los comandantes de Estados Unidos en Irak y Afganistán.

La porción de gastos domésticos, que incluyó los gastos para veteranos de guerra, ayuda para desastres naturales y ayuda al exterior incluida la Iniciativa Mérida pasó con 75 votos, lo que asegura que podrá rebasar un eventual veto.

En la versión del Senado de la iniciativa, México recibiría fondos sólo si el gobierno estadounidense estima que inició reformas judiciales, y que las unidades policiales y militares apoyadas con recursos sean ajenas a violaciones humanitarias o corrupción.

Los requisitos de entrega de fondos obligan también al gobierno de EU a establecer y actualizar un banco de datos para el escrutinio de la policía y el ejército mexicanos.

La suma aprobada tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes para la Iniciativa Mérida se redujo respecto a los 500 millones de dólares solicitados por el presidente George W. Bush para México.

Varios miembros del Congreso de EE.UU., órgano que tiene la palabra final sobre la "Iniciativa Mérida", se quejaron este jueves por la poca transparencia de la administración Bush en la planificación del proyecto.

Esta no es la mejor manera de empezar un esfuerzo bilateral tan importante para combatir el narcotráfico y la violencia que produce en México", se quejó Eliot Engel, presidente del Comité para América Latina de la Cámara de Representantes, durante la primera audiencia sobre el tema.

"Esta manera de actuar no es buena y puede retrasar la aprobación de esta propuesta concreta", advirtió por su parte el también demócrata William Delahunt.

El lunes, dentro de la ley de gastos suplementarios para la guerra en Irak y Afganistán, el presidente George W. Bush pidió al Congreso US$500 millones para apoyar los esfuerzos de México en su lucha "para quebrar los carteles de droga y luchando contra el crimen organizado y el tráfico de personas".

Incluso un congresista republicano (el mismo partido de Bush) admitió que el gobierno no lo consultó para la elaboración del plan: "Me llaman todos los días, pero no lo hicieron para hablar sobre este tema".

Este legislador republicano admitió, al ser presionado por un colega demócrata, que ambos partidos "deberían haber recibido más información".

Pese a todo, la mayoría de los legisladores opinaron que la iniciativa era un buen paso en la lucha contra un problema común.

Por ejemplo, en la audiencia se presentó un informe de la Oficina de Responsabilidad de Gobierno del Congreso (GAO), donde se especifica que la cocaína que se produce en los países andinos, especialmente en Colombia, entra a los EEUU a través de México.

"Esta es una nueva era de las relaciones bilaterales, donde ojalá los países puedan dejar de acusarse mutuamente, para trabajar en conjunto y de manera productiva", señaló Burton.

Por su parte, Henry Cuellar, congresista demócrata por Texas, enfatizó que la "iniciativa Mérida", era un buen paso.

Ayuda, pero útil

Engel enfatizó que el plan es muy importante para los EEUU, que son, al fin y al cabo, "responsables de gran parte de la violencia en México y a lo largo de frontera méxico-estadounidense".

Engel, sin embargo, también afirmó que con esta nueva iniciativa se podrían evitar los errores que se cometieron en el "Plan Colombia", el paquete de ayuda al país sudamericano que se autorizó en el 2000.

Los funcionarios de la administración Bush han explicado que la iniciativa Mérida es un plan distinto al Plan Colombia, y que en ella se incluye sobre todo ayuda material como helicópteros militares, tecnología de punta, perros, y radares, además de capacitación y entrenamiento.

En este sentido, el ex embajador de EE.UU. en México entre 1993 y 1997, James Jones, pidió que "esta vez por favor manden equipos que funcionen", al recordar en su testimonio que durante el gobierno del presidente Ernesto Zedillo, EEUU "mandó helicópteros que en su mayoría no servían y se desarmaron para utilizarlos como repuestos".

En el marco de una reunión de empresarios en Monterrey, en el norte de país, Negroponte intentó salir al paso de los cuestionamientos que el plan, conocido como "Iniciativa de Mérida", ha recibido tanto en EE.UU. como en México.

Entre las críticas que ha despertado se incluyen las comparaciones con el "Plan Colombia", que comprendía la presencia militar estadounidense en el territorio del país sudamericano.

Mucho ojo con lo que sigue—>

El subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Negroponte, defendió el plan de su país para ayudar a México en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, agregando que sería ampliado hacia Centroamérica.

En el marco de una reunión de empresarios en Monterrey, en el norte de país, Negroponte intentó salir al paso de los cuestionamientos que el plan, conocido como "Iniciativa de Mérida", ha recibido tanto en EE.UU. como en México.

Entre las críticas que ha despertado se incluyen las comparaciones con el "Plan Colombia", que comprendía la presencia militar estadounidense en el territorio del país sudamericano. (ojo con esto tambien, al decir sur, no lo hacen con el concepto de rumbo o direccion, sino como equiparamiento a SUB, por abajo de, inferiores)

Negroponte aseguró que "no es un plan que incluya un incremento de la presencia del gobierno de Estados Unidos en México con agentes o soldados, no es una estrategia que infrinja la soberanía o derechos de México".

Sobre este último punto

Compromisos

La secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) rechazó la posibilidad de que militares estadounidenses operen en territorio mexicano como parte de la Iniciativa Mérida contra el narcotráfico.

El presidente de Estados Unidos George Bush pidió ayer al Congreso que autorice los primeros US$500 millones de los US$1.400 millones que tiene previsto destinar al programa.

Según la canciller Patricia Espinosa, los términos de la iniciativa no contemplan "la presencia de tropas o la participación operativa de agentes o empresas estadounidenses" en México.

La cooperación estadounidense se entregará en aviones, helicópteros, computadora, e instrumentos de detección de armas, explosivos y drogas.

Bush ha declarado que México puede hacer frente al problema del narcotráfico.
 
si eso dice Bush, ¿Entonces, que es lo que se plantea con el plan Merida realmente? Según la cancilleria  mexicana….

No se trata de asistencia financiera "sino de transferencia de recursos materiales, técnicos y de capacitación", explicó la diplomática en rueda de prensa en la capital mexicana.

Espinosa señaló que el plan fue una iniciativa del presidente Felipe Calderón, "quien desde el primer encuentro que sostuvo con el presidente Bush le planteó la importancia de trabajar de manera conjunta" para fortalecer la capacidad ambos países en el combate al narcotráfico.

La canciller mexicana también explicó que Estados Unidos se comprometió a redoblar esfuerzos "contra el tráfico de armas, el desvío de precursores químicos y el contrabando de dinero en efectivo".

Tampoco se prevé que funcionarios mexicanos comparezcan en audiencias públicas del congreso de Estados Unidos.

El paquete de ayuda estadounidense también comprende US$50 millones para Centroamérica.

Volviendo con Negroponte

Al igual que en el caso mexicano, EE.UU. ofrecería capacitación y equipos de información para mejorar la seguridad y el combate contra el crimen organizado.

"A medida que tengamos éxito, que las pandillas pierdan su dominio sobre Centroamérica y a medida que EE.UU. reduzca su demanda de narcóticos, prosperaremos", añadió.

una opinion personal es que ese punto "a medida que EE.UU. reduzca su demanda de narcóticos" es el primero que deben combatir, si no hay demanda no hay oferta,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s