REservas en peligro Cuatro cienegas


 

Desde hace meses la noticia, se dió, es la fecha en que no se hace nada, al menos significativo, para evitar esta destruccion

Es sencillo: lo que hay aquí no existe en ninguna otra parte del mundo. Cuatro Ciénegas, Coahuila, tiene unos 200 manantiales naturales aún vivos.

Carlos Ibarra, encargado de la protección de flora y fauna en el lugar, explicó que "esta región quedó aislada geográficamente hace alrededor de 3 mil millones de años".

Uno de lo manantiales es la Poza Azul, y en sus aguas hay estromatolitos, unos organismos de formas extrañas que parecen piedras y producen oxígeno.

Carlos Ibarra precisó que "se dice que el planeta no tenía oxígeno, a raíz de que estos estromatolitos comenzaron a producir el oxígeno fueron llenando la atmósfera de la tierra".

Los estromatolitos sólo se encuentran en Coahuila y en Australia, su edad aproximada es de 3 mil millones de años y sólo tienen una forma de sobrevivir: "El que pierdan el agua significa que ellos mueren", puntualizó el especialista.

Cuatro Ciénegas alberga un ecosistema diverso, entre sus 71 rarezas hay 16 especies diferentes de caracoles, 14 de peces, 18 de plantas, 13 de crustáceos, uno de anfibio y 10 de reptiles. Plantas y animales únicos en el mundo.

Al respecto, Arturo Lerma, de la organización Pronatura, indicó: "El 95 por ciento de especies respecto a bacterias que se encuentran en ese pozo son únicas, no están descritas, no se tiene conocimiento de qué son".

Por eso es importante Cuatro Ciénegas, porque gracias a estas especies se podría entender mucho del origen de la vida. De lo contrario, podría ocurrir lo mismo de hace 46 años, cuando Coahuila perdió documentación viviente muy valiosa.

En 1960 había agua y gran cantidad de especies, pero le abrieron un canal y por ahí comenzaron a extraer el petróleo. La zona estuvo seca hasta 2002

En un recorrido se observa que la zona no tiene una sola gota de agua, sólo quedan hileras enteras de estromatolitos muertos. "Por aquí les pasaba el agua, pero después de perderla los estromatolitos quedaron expuestos a la superficie, murieron, dejaron de producir oxígeno, se perdió vida, se perdió un valioso ecosistema y hoy son un auténtico cementerio de especies.

Hace seis años, el nivel del agua de una poza del lugar estaba bajando, los estromatolitos se encontraban en peligro, entonces la organización Pronatura adquirió el terreno para conservarlo, y el resultado es un laboratorio vivo donde los estromatolitos continúan produciendo oxígeno. Son una muestra de la vida como era hace 3 mil millones de años.

Pero el pronóstico científico tiene tintes de alerta, le dan solamente dos años de vida a Cuatro Ciénegas si se continúa con el ritmo actual de extracción de agua de los pozos.

 

El número de especies endémicas que hay en Cuatro Ciénegas es comparado con el de las Islas Galápagos, en Ecuador.

El valle se extiende a lo largo de 180 mil hectáreas, en una región desértica que conserva sus características únicas a través de los años. Se encuentra en el estado de Coahuila, dentro del desierto del estado, rodeado por seis montañas de altitud rebasa los tres mil metros obre el nivel del mar.

Esta región debe su nombre a sus abundantes manantiales que forman extensas ciénegas. Hace millones de años, emergió del mar al mismo tiempo que la Sierra Madre Oriental, y las rocas marinas plegadas y fracturadas formaron la mayoría de sus sierras y lomas, dando lugar a que se crearan muchas lagunetas y pozas en medio del árido desierto.

Su flora y fauna son de gran diversidad; cuenta con abundantes manantiales, ríos, lagunas y pozas que albergan a más de mil especies de plantas, peces, reptiles y moluscos, que muchos de ellos son únicos en el mundo, como lo es: la Mojarra de Cuatro Ciénegas, el Pez Perrito y el Cachorrito de Cuatro Ciénegas, por nombrar algunos; lo que lo hace ser considerada una reserva ecológica.

En 1994, Cuatro Ciénegas fue declarado un área de protección y conservación por el gobierno de México.

Al menos 30 pozas de agua se han secado en los últimos años en Cuatro Ciénegas, Coahuila. Lo peor es que mientras no se establezca una veda que impida la perforación de más pozos, el número irá en aumento.

Después de la lluvia de acusaciones hechas por investigadores de la Universidad nacional Autónoma de México (UNAM) en su contra, la Comisión Nacional del Agua, da su versión acerca de la explotación de las pozas del valle de Cuatro Ciénagas. "El problema de Cuatro Ciénagas es un problema en el que se está utilizando el agua, sin un control adecuad", explica Ignacio Arreguín, subdirector general técnico de Conagua.

Aseguran que cualquiera puede abrir y explotar los pozos en esta zona, sin permiso alguno ya que así lo permite la constitución en su artículo 27. "La constitución política de nuestro país, establece que las zonas de libre alumbramiento, cualquiera de nosotros podemos escarbar, simplemente dando después algún aviso a la Comisión Nacional del Agua", aclara Arreguín.

Es decir, que el problema no terminará hasta que la zona sea decretada en veda. En el año 2003, la Secretaría del Medio Ambiente hizo esta solicitud para el Valle del Hundido, a la fecha han pasado ya tres años y la veda no ha sido decretada y es que dicen se trata de un proceso largo. "La veda lleva implícito ese reglamento sobre como puede utilizar el agua, y ahí es donde no es fácil que nos hallamos puesto de acuerdo entre la Cofemer y nosotros; creo que se puede ver en conjunto porque no es culpa de uno solo o de otro, que estamos metidos durante tanto tiempo en esto”, aclaró el funcionario.

Ahora el valle sufre de sobre explotación; no sólo es este el problema sino que desde el año 1930 existen canales que sacan agua de los pozos de cuatro ciénagas; "estos canales salen de cuatro ciénagas y se van al valle de la Madrid para que allá lo usen, el problema es que no lo están ocupando eficientemente acá, pero en su momento los hicieron y le dieron la legalidad", explica Arreguín

Se asegura que la omisión y la tardanza de la Comisión Nacional del Agua en la ejecución del decreto de veda trajo consigo grandes pérdidas. Tan sólo en los últimos cuatro años, 30 pozas se han secado y cuatro ciénagas ha perdido el 70 por ciento de su agua.

 
Pero esto no solo es en cuatro cienegas que es el ejemplo

existen ciénegas que tienen un importante valor ecológico, pues son humedales que concentra miles de metros cúbicos de agua para la flora y fauna de la zona; sin embargo, la contaminación las está exterminando.

La ecologista Rurik Linz señaló que en ese lugar se almacena "el agua que se utiliza en Toluca, Valle de México y una buena parte del Distrito Federal”.

Explicó que alrededor del 35 por ciento del vital líquido viene de las ciénegas de Lerma y del sistema Cutzamala.

La agricultura casi ha exterminado estos humedales en menos de 100 años, pues actualmente sólo queda un cuatro por ciento de estos mantos acuíferos, lo que también ha afectado a la fauna que vive en esas zona.

El investigador Gerardo Cevallos, del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que en "el inventario de las ciénegas es de 110 especies, un 10 o 12 por ciento de todas las aves que hay en el país”.

Agregó que las ciénegas tienen la función de proteger la diversidad biológica que existe ahí, pero el más importante de los servicios ambientales que cumple en el ecosistema, es el evitar que se inunden las comunidades cercanas a la zona.

En invierno, más de 100 mil patos que emigran del Canadá y Estados Unidos llegan a las ciénegas, así como también halcones blancos, brocetas, monjitas, garzas, entre otras especies.

En el año 2000, estas ciénegas fueron declaradas áreas naturales protegidas, pero hoy son amenazadas por la contaminación.

"Como es un valle con agricultura a su alrededor, todos los productos fertilizantes y pesticidas que se utilizan en la zona acaban en la ciénega, así como el drenaje de las casas”, apuntó Linz.

Las ciénegas de Lerma son los últimos vestigios, que se encuentran en el centro del país, de los grandes humedales que formaban parte de la gran Tenochtitlan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en tlalnatzin. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s