Meteorizacion


 
METEORIZACIÓN :
 
En geología, es el proceso de desintegración física y química de los materiales sólidos en o cerca de la superficie de la Tierra, bajo la acción de los agentes atmosféricos.
También puede definirse como la descomposición de la roca, en su lugar; seria un proceso estático por el cual la roca se rompe en pequeños fragmentos, se disuelve, se descompone, se forman nuevos minerales, obteniendo así la remoción y el transporte de detritus en la etapa siguiente que vendría a ser la erosión. La meteorización entonces, al reducir la consistencia de las masas pétreas, abre el camino a la erosión.
Pero como la meteorización esta íntegramente relacionada con los minerales, esta posee ciertas características que la hacen más o menos resistente al proceso de meteorización o alteración de allí la importancia que tiene la  serie de Goldich, debido a que esta nos permitirá determinar dicha resistencia.
TIPOS DE METEORIZACIÓN
Como objeto de análisis se suele clasificar a la meteorización en tres tipos: físico-mecánico , químico y biológico , pero  en la realidad estos tipos se combinan lo que hace difícil  definir cual de ellos actuó en determinado proceso de alteración.
Actualmente se tiende a establecer una inicial distinción entre las fragmentaciones o clásticas  para la  mecánico y descomposiciones o alteraciones para la químico.  A continuación se presentara una explicación de cada uno de estos tipos y sus implicaciones en el modelado del relieve.
METEORIZACIÓN MECANICA
(Fragmentaciones o clastias)
Los procesos mecánicos de la meteorización conducen a la transformación física de los minerales o también llamada desintegración, esto producido por  variaciones térmicas o hídricas, lo cual trae como resultado partículas sueltas de diversos tamaños y forma angulosas (clastros) de allí que desde el punto de vista de la geomorfología se distinguen clastias de origen térmico y clastias de origen hídrico, las cuales serán tratadas a continuación
CLASTIAS DE ORIGEN TÉRMICO
LA TERMOCLASTIA:
Se denomina termoclastia la fragmentación o desagregación  superficial de una roca coherente como consecuencia directa de los cambios de temperatura que la afectan, estos son capaces de provocar  una alternancia de fenómenos de dilatación y retracción que al afectar de forma desigual a la masa rocosa debido a su limitada conductividad térmica, se traducen en tensiones mecánicas mientras que en los niveles externos se registran  variaciones de volumen. La masa interna no afectada por las pulsaciones de la temperatura ambiente se mantienen volumétricamente estable. Este diferente comportamiento es susceptible de desembocar en un efecto de separación de las partículas superficiales que puede manifestarse en una desagregación granular (desprendimiento de granos o elementos pequeños), en una descamación o en un cuarteamiento (fragmentación superficial de clastros de tamaño medio). Probablemente para nuestro país el cambio de temperatura deba ser el proceso que altere mayormente a las rocas, ya que durante el día las rocas se calientan y durante el día se enfrían, de tal manera que la diferencia de temperatura puede alcanzar 30 o más grados centígrados, como las rocas son agregados de minerales que tienen diferente coeficiente de dilatación, con los cambios de temperatura tiende a producirse grietas y fisuras favoreciendo la desintegración.
LA CRIOCLASTIA O GELIFRACCIÓN:
En la actualidad se considera este proceso él mas eficaz para el caso de las fragmentaciones mecánicas, el mismo consiste  en la ruptura de las rocas como consecuencia de la congelación, y el deshielo del agua acogida en los huecos o fisuras superficiales existentes en ellas, siendo por lo tanto una clastia de origen térmico pero en las que las variaciones de la temperatura no actúan directamente sino a través del comportamiento en relación con ellas de un agente, el agua. Ello producto de que el agua al pasar del estado liquido al sólido sufre un aumento de volumen  del orden del 10%, de tal manera que la congelación producida por el descenso de la temperatura por debajo de los 0º somete a las paredes de los poros y diaclasas de las rocas a unas presiones que pueden llegar a los 15 gr/cm2, estos efectos mecánicos son capaces de separar fragmentos de la roca o de producir la disyución de los elementos o granos.
CLASTOS DE ORIGEN HÍDRICO
HIDROCLASTIA:
        Este proceso es el de mayor importancia causado por la acción directa del agua, recibe el nombre de hidroclastia por el cuarteamiento o la desagregación superficial de ciertas rocas como consecuencia de variaciones marcadas en su contenido de humedad.
         Algunos minerales que constituyen las rocas en especial los de naturaleza arcillosas, son altamente higrófilos pudiendo en relación con esta capacidad absorber agua hincharse incrementando significativamente su volumen, igualmente al desecarse por evaporación, tiende a recuperar su volumen inicial mediante una dinámica de retracción. De ello se derivan tensiones en el espesor rocoso alcanzado por la humedad y los cambios térmicos ambientales, capaces de generar importantes sistemas de rupturas. La actividad de este proceso se limita, a las rocas en cuya composición entran las arcillas o minerales susceptibles  a transformarse en arcillas.
 
LA HALOCLASTIA:
         Es la fragmentación superficial de las rocas debida a los esfuerzos mecánicos derivados del crecimiento de los cristales de sal acogidos en las fisuras o los poros de las rocas. Dichos cristales proceden de la evaporación del agua salada que ha penetrado en dichas discontinuidades, por lo que se trata de un proceso que sólo actúa allí donde la salinidad es un aspecto básico del medio ambiente, concretamente en ciertas áreas áridas y sobre todo en las franjas litorales.
 
METEORIZACIÓN  QUÍMICA
(Disoluciones y Alteraciones)<
         Cambio de las rocas por la acción disolvente del agua que se puede acelerar por la meteorización mecánica, también se puede decir que es la alteración de  los minerales provocando otros distintos, los procesos más destacados en la meteorización química son los siguientes:
 
LA OXIDACIÓN:
         Es producida por el contacto del oxigeno del aire con ciertos componentes químicos-mineralógicos de las rocas particularmente favorables para combinarse con él (compuestos férricos, carbonatos, sulfuros, etc. Consiste en la transformación química de estos en óxidos; una transformación que cambia la composición de la superficie externa de los afloramientos, sin penetrar más allá de unos milímetros, al tiempo que en la mayor parte de los casos varia su coloración. Puede darse que la consecuencia fundamental de la oxidación es la formación de patinas superficiales, casi siempre de color rojizo u ocre oscuro.
LA HIDRATACIÓN:
Afecta con mayor profundidad a las rocas compuestas  de forma casi exclusiva por minerales susceptibles de reaccionar al agua, estas rocas son sobre todo de tipo metamórfico y meta sedimentario compuestas de silicatos aluminosos, las cuales al hidratarse se transforman en arcillas, haciendo que no solo cambie la naturaleza químico – Mineralógica de la roca en un espesor que puede superar la decena de metros sino que su resistencia frente a los agentes erosivos disminuye sustancialmente.
 
LA HIDRÓLISIS:
         Es una reacción que tiene por efecto el desdoblamiento de una molécula en presencia de agua, en términos geomorfológicos, es un proceso de meteorización consistente en la combinación hidrolitica de determinados elementos de los minerales que tiene como consecuencia la ruptura de los sistemas de cristalización de estos.  Actúa sobre los componentes silicatados y aluminicos silicatados de las rocas (micas, feldespatos, etc.), destruyendo su estructura cristalina originaria y dando lugar a la progresiva separación de sílice de los elementos con los que se combina, a la neoformación de minerales arcillosos y a la liberación de los elementos metálicos en forma de hidróxidos.
Para que se produzca la meteorización química es necesaria la presencia de agua y con una temperatura alta la velocidad de reacción aumenta.
         La meteorización química es muy alta en zonas ecuatoriales y tropicales, media en zonas de clima templado-húmedo y baja en las zonas extremas de mucho frío o calor y pocas precipitaciones donde domina la alteración mecánica.
METEORIZACIÓN  BIOLÓGICA
         se debe a la acción de vegetales, en concreto a la acción de las raíces que entran en el terreno en forma de cuña y van partiendo las rocas y disgregando el suelo.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en tlalnatzin. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s