DESPAVIMENTAR A MÉXICO!


DESPAVIMENTAR A MÉXICO!

Lo Insostenible del Desarrollo

3 de enero de 2007

La pavimentación aleja al ser humano del suelo que le da la vida: después de cierto umbral de pavimentación, disloca nuestra percepción del mundo; agudiza la biofobia, el rechazo a la vida silvestre y el desprecio por los asuntos de la Naturaleza; induce malos hábitos en la niñez y apoya la violencia y la lógica del exterminio. A mayor abundamiento, fragmenta y empobrece el tejido de la vida que nos permite sobrevivir; no sólo impide el paso del agua al suelo, calienta el aire en su cercanía y elimina la vegetación del sitio, también, destroza los ecosistemas; produce impetuosas y destructivas corrientes de agua, provoca el envenenamiento de los arroyos, ríos, lagos, lagunas, manglares y mares, y multiplica las demandas sociales de agua.

Además, la pavimentación excesiva impide la recarga de los acuíferos, altera los climas y destruye los bosques y las selvas; acaba con la vida silvestre; aniquila la biodiversidad, alienta el cambio en el uso del suelo y hace imposible el ordenamiento ecológico del territorio. Como una enfermedad infecciosa, la pavimentación sobrada deprime la calidad de vida y empobrece el equilibrio ecológico de las cuencas y micro cuencas que invade,

La gran pavimentación, aquella que caracteriza a las calles, avenidas, calzadas, estacionamientos, vías rápidas, carreteras, aeropuertos, supercarreteras; aquella que permite la veloz circulación de millones de automóviles y cientos de miles de pesados camiones y enormes aviones, tiene por consecuencia: la agudización de todos los problemas económicos, sociales y ambientales del país, el agotamiento rápido de los recursos no renovables y la degradación de la cultura.

Por la pavimentación desmedida, se fomenta el uso enfermizo, desorbitado, del transporte, la hipermovilidad, la pérdida de tiempo, la contaminación del aire y el consumo desmedido de energía; se agudiza el Cambio Climático; el Efecto de Invernadero; el Calentamiento Global; se fomenta la urbanización enemiga de los árboles, de los animales y del ser humano. A causa de la pavimentación excesiva, se talan árboles por doquier, se eliminan santuarios ecológicos y áreas verdes, y se demuelen monumentos, arquitecturas y urbanizaciones históricas; las ciudades se calientan en exceso: se crean grandes “islas de calor”: aumenta la demanda de agua de sus parques y jardines . Por la pavimentación severa, se induce una guerra de baja intensidad en el territorio nacional: mueren violentamente o quedan discapacitados por accidentes de tráfico un número enorme de ciudadanos. La vía pública se convierte en un lugar demasiado peligroso e inhóspito: se fortalece en el espacio público el reino de la violencia y las conductas delictivas.

Por todos los rincones de México, en sus aldeas y caseríos, en sus bosques y selvas, en sus parques y jardines, penetra rigurosa, imparable, la pavimentación, como un cáncer que puede ser terminal. Para introducir sus productos en cualquier sitio del país, Coca Cola, Cervecería Modelo, Bimbo, exigen la pavimentación de todas las aldeas, rancherías y pueblos de México; Para elevar sus potenciales de ventas, General Motors, Wolkswagen, Nissan y Scania exigen más puentes, carreteras de todo tipo, distribuidores viales y libramientos. Es alarmante la velocidad a la que se pavimenta el país entero.

El Valle de México, un territorio excesivamente pavimentado, mantiene muy anormales temperaturas y precipitaciones pluviales debido en buena parte a esta condición extrema; mucha de esta precipitación y del agua de sus ríos, fluye, por la pavimentación implacable, hacia el drenaje profundo, fuera de la cuenca y envenenada en exceso; pierde rápidamente sus bosques y áreas verdes; hace muchas décadas esta región cruzó el umbral de la pavimentación excesiva. La calidad de vida en la Ciudad de México no ha dejado de empeorar en el último cuarto de siglo; pero, esta megalópolis es ya una de las principales zonas de la Tierra contribuyente en Gases de Efecto de Invernadero.

Como uno de los grandes dogmas del Desarrollo, la pavimentación parece ser una inversión básica y prioritaria para todos los gobiernos de México y para todos los inversionistas. Sin embargo, el sueño del Progreso o del Desarrollo, por medio de la pavimentación intensiva y el transporte ilimitado, preconizado por doctores, maestros, políticos y locutores; por partidos, gobiernos y universidades, se convierte poco a poco en una pesadilla. Los males generados por la pavimentación superan ya con mucho a sus supuestos beneficios; la pavimentación es ahora una gran calamidad que atenta profundamente contra las bases de la vida en la Tierra, contra la supervivencia del ser humano; tal parece que las universidades, los gobiernos y los partidos no se han dado cuenta de ello …

La pavimentación de áreas verdes de importancia nacional en las colonias Condesa e Hipódromo de la Delegación Cuauhtémoc, el Parque España y los grandes camellones de estas colonias ( PAOT, denuncia 984/06), revela la gran postración de la cultura ecológica en México; confirma la urgencia de alentar un cambio de la actitud ciudadana frente al perverso proceso de la pavimentación del territorio nacional. Debe alarmarnos la situación creada por la pavimentación desenfrenada de México.

Resulta perentorio iniciar LA DESPAVIMENTACIÓN DE MÉXICO, para frenar el desastre económico, social y ambiental que padecemos; para elevar la calidad de vida en nuestras ciudades, para contribuir en la mitigación del Calentamiento Global. Empecemos a transitar el camino hacia la sostenibilidad: empecemos a eliminar asfalto y concreto en nuestra calle, en las banquetas, en los parques y los jardines, en el arroyo de muchas calles y avenidas de nuestra colonia y nuestra demarcación, y en muchas superficies del territorio nacional, empezando por el Distrito Federal.

!DESPAVIMENTAR A MÉXICO!, EMERGENCIA NACIONAL.

Miguel Valencia

Miguel Valencia
ECOMUNIDADES
Red Ecologista Autónoma de la Cuenca de México
Anuncios
Esta entrada fue publicada en para opinar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s