el mundo se esta volviendo desierto


Se ha observado que más del 30% de la superficie de la Tierra, que cubre unos cuarenta y cinco millones de kilómetros cuadrados y se extiende por más de ciento cincuenta países, está siendo amenazada por, o es vulnerable, a los problemas de la desertificación. Harold Dregne, uno de los especialistas en ecosistemas áridos de mayor relevancia mundial lo define como el empobrecimiento de los ecosistemas áridos, semiáridos y subhúmedos debido al impacto combinado de la acción humana y la sequía.

   Puede medirse por una reducción en la productividad deseada de las plantas, alteraciones no deseadas en la biomasa y en la diversidad de la micro y macro fauna y flora, acelerando el deterioro del suelo, etc, lo que pone en peligro la supervivencia de los asentamientos humanos, como en el caso africano aunque en los análisis de los procesos de desertificación suelen mencionarse como los aspectos geomorfológicos y climatológicos, las causas contemporáneas casi siempre resultan de las acciones humanas. Por ejemplo, el sobrecultiyo de la tierra, deforestación, sobrepastoreo, incorrecto manejo de tierras de agricultura bajo riego, aumento de la población con inevitable incremento de la demanda de productos básicos tales como alimentos, vestido, habitación, leña, etc.

   También existen otras causas relacionadas como: la sequía, pobreza, ignorancia, tala de árboles en exceso, asentamientos humanos anárquicos, desarrollo agrícola en tierras sólo aptas para la ganadería, políticas gubernamentales inadecuadas, etc. Las causas que han recibido mayor atención son, sin duda, las sequías pues existe la tendencia a suponer, equívocadamente que tan pronto como se produzcan las lluvias el proceso de desertificación se reducirá.

Desertificación, Aridez, Sequía

   Cuando estudiamos la desertificación incluimos no sólo los aspectos ligados con los recursos naturales y el ambiente físico; sino, fundamentalmente, los sociales, demográficos, económicos y políticos de la población, sus gustos, usos y costumbres, etc. Respecto al término aridez, éste se refiere a aquellas áreas que reciben cantidades bajas de lluvia. Por sequía alude a períodos más o menos importantes en los que las precipitaciones son inferiores a los promedios anuales.

   Por cierto, ello puede ocurrir no sólo en regiones áridas, aunque que cuando se produce sus consecuencias pueden ser igualmente devastadoras. Hay varias formas de medir la aridez, una de las cuales es el índice de Budyko, que expresa la relación entre el monto de radiación neta en la superficie de la tierra dividido por la precipitación pluvial, expresado en unidades de energía.

   La aplicación de este índice a nivel mundial ha demostrado que las regiones áridas y semiáridas están más extendidas de lo que se suponía, y que el proceso de desertificación puede ser considerado actualmente como uno de los llamados "Problemas globales del mismo orden de Importancia que, por ejemplo, el calentamiento de la Tierra debido al uso de combustibles de origen fósil, la deforestación de la selva tropical en diversas partes del mundo, con la consiguiente pérdida de oxígeno, la contaminación máxima debido a los desechos tóxicos provenientes de los continentes y de las aguas dulces ocasionado por el uso de fertilizantes nitrogenados y pesticidas, la salinización de tierras causada por la construcción de sistemas de riego en gran escala, etc. Curiosamente todo ello se hace en nombre del desarrollo. La magnitud de los problemas de la desertificación implica la necesidad de diseñar poflticas regionales nacionales y mundiales para controlarla.

 

Avance del Desierto

   La tierra, junto con el trabajo, el capital y la tecnología constituyen los llamados "factores de la producción". Sin ella no sería posible la producción de alimentos y de materias primas que sostienen a la vida humana. Sin embargo, la desertificación constituye hoy una seria amenaza para la viabilidad de muchos países y regiones. Irónicamente, este proceso está teniendo lugar en tierras áridas, semiáridas y semihümedas que deben ser incorporadas al proceso productivo porque ya han sido utilizadas al máximo las tierras de mejor calidad.

   Según un informe cauteloso de la Conferencia lnternacional sobre Desertificación de las Naciones Unidas (UNCOD) el avance de desertificación anual es de aproximadamente 50.000 km cuadrados. Más del 33% de la superficie de la Tierra y donde habita el 15% de la población está amenazada por pérdidas de tierras debidas a procesos de desertificación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en tlalnatzin. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s