Nueva ciudad maya al descubierto


Un grupo de arqueólogos del INAH encontró una ciudad precolombina de estilo arquitectónico Chenes, en un lugar conocido actualmente como "San Diego Buenavista", que sería más antigua que Chichén Itzá, y está ubicada en el sur del estado.

Los primeros datos demuestran que esta urbe prehispánica tiene una antiguedad de por lo menos dos mil 300 años, lo que viene a romper paradigmas en torno a la cultura maya, en especial, en la región conocida como el "cono sur".

Los especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia Yucatán, Thelma Sierra Sosa y Agustín Peña Castillo, destacaron la importancia del sitio, ya que los estudios recientes revelan que tuvo un fuerte vínculo comercial con antiguas urbes de Campeche y Guatemala.

"Los estudios realizados en ocho años apenas revelan una parte de la importancia del sitio arqueológico y todo parece indicar que fue una gran ciudad más antigua que Uxmal (600 d.c.) y aún más que Chichén Itzá" (300 d.c.), expuso Peña Castillo en entrevista.

"Al parecer se trata de un sitio de primer rango por la arquitectura monumental que tiene, de hecho cuenta con un juego de pelota, hay estelas, así como mucho material cerámico con características únicas", afirmó.

El material cerámico hallado es del preclásico de la región de los Chenes, que datan del 350 AC, al Clásico Tardío Puuc, 350 de Nuestra Era.

De acuerdo con las evidencias encontradas, la ocupación en esa antigua ciudad maya tuvo una estrecha relación con Edzná y otras ciudades, ya dentro de lo que es hoy Guatemala.

Por su parte, la doctora en arqueología, Thelma Sierra, dijo que la mayor parte del material encontrado se refiere a vasijas para agua de diversos tamaños y con diferentes tipos de asas.

Durante la entrevista con Notimex, presentó una vasija funeraria, de poco más de 30 centímetros de diámetro, objeto que se halló a un costado de un personaje importante del lugar, quien vivió en el Clásico Tardío, entre el 550 y 800 dC.

Los colores característicos de la zona son el rojo, negro, amarillo y blanco, los cuales forman parte de los adornos que representan el inframundo. Justo en medio de este objeto hay una rana, símbolo relacionado con el agua.

Hay otro objeto, sólo que fragmentado, en el cual se observan personajes y animales representados de manera estilizada. La pieza corresponde al Petén guatemalteco.

El objeto más importante hallado es un vaso circular hecho de pasta fina aún no identificada, pero lo que más destaca es que aparece Itzamná, uno de los dioses más importantes dentro del panteón maya, quien está sentado en su trono cubierto con piel de jaguar, en posición de flor de loto.

Además, sobresalen las inscripciones que están en el otro costado del vaso, que son grabados que aparentan ser numerales de cabeza para determinar una fecha dentro del sistema de cuenta larga de la cronología maya, sólo que sería de forma abreviada por el tamaño del vaso.

Sin embargo, la especialista aseveró se trata del nombre del personaje que lo utilizó, pues identificó uno de los jeroglíficos como "Balam", que significa "Jaguar" o "Señor de la noche".

"Lo más curioso, y que a todos nos llamó la atención’, dijo la especialista, fue que en el borde del vaso hay una vertedera y a manera de broma expresó: "puede ser que los mayas también usaran popotes".

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cultura de Abya Yala. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s