EL VIAJE DE HUYUB KA’AN


Quiero compartirles algo que lei del desaparecido foro del maestro  Che Keh, en rescate de nuestras raices mayas hoy conocido como

http://groups.msn.com/MAYA-BAALAM-KIN

al cual los invito a asistir para quienes gusten del conocimiento maya

 

EL VIAJE DE HUYUB KA’AN

Relato mágico al modo Maya, de la llegada de un huracán que limpiaría el aura del Mayab y Meshíko para recibir a los representantes de los pueblos originales de este continente.

Por Cheh-Keh

            Un día antes de que entrara K’IN, el Sol, a las regiones del Sagrado Alacrán, SINAN, apareció una señal en KOL los campos de siembra de un lugar lejano (agrograma en Stanton St Bernard, nr Alton Barnes, Wilshire. Reportado el 12 de Agosto.), era un número 6 Maya, en el punto que complementa a la barra del 5, venían dibujados 13 remolinos. Le comunicaron al Ah-Chilan (el vidente) del pueblo el suceso y le pidieron que les interpretara que querían decir con esto las fuerzas que crean estas figuras y entonces recurrió a su mente analítica y a la intuición, al igual que a sus conocimientos astronómicos y calendáricos para interpretar estas apariciones; no era la primera vez que recurrían a él para que explicara de que se trataban estas extrañas señales, las cuales mantenía expectante a gran parte de los pueblos. No tardó mucho en tratar de dar una respuesta, diciendo:

            Ya está en la puerta, nuestro próximo tránsito por los 28 días en la Casa del Sagrado Alacrán, casa de gran poder, esta etapa se caracteriza por las calamidades que suelen suceder, tanto climáticas como sociales y seguramente no nos escaparemos de algunos sucesos en que las fuerzas de la naturaleza nos sacudan. Lo más probable es que este número 6 se esté refiriendo al CHIBA UH, eclipse de Luna que precisamente al sexto día del inicio del próximo e importantísimo ciclo sagrado Tsolk’in, sucederá y el cual podremos mirar en estas tierras; (martes 28.8.07) UAK KIMI, 6 muerte es lo que está anunciando y que aunque los días KIMI suelen ser buenos, esto no lo será para todos; son procesos de purificación que anuncian con estas formaciones en los sembrados el canto de HUM (murmullo del universo) y de K’IN (el Sol), pero no todo estará mal, pues CHIBA K’IN (eclipse de Sol el 11.9.07) nos señala UUK AHAU, 7 es el número de la esencia divina y AHAU es el rector del universo y cuanto de Él se trata tiene que ser bueno, entonces nos está hablando de una guía sagrada en esta etapa y que no debemos de desperdiciar este tiempo precioso, pues mucho será el aprendizaje para todos aquellos que lo busquen.

            Antes de esto, ya se habían reunido en las regiones de Shibalbá, el inframundo, 13 CHAKOB, formadores de tormentas con el K’UYEN SINAN, el Sagrado Alacrán, Señor de la cuarta región del 13 Cielo, en el día KAN CHUH-EN y contemplaron la necesidad de una purificación, pues LUUM IK NA, el Espíritu de la Madre Tierra no se sentía bien y gran parte de esto debido a la inconciencia de sus hijos; estaba padeciendo dolores como de parto y tal vez le sería inevitable el que se estremeciera fuertemente; esto no es conveniente para los humanos.

            Entonces los Chakob (Señores de la lluvia) se ofrecieron a hacerle una limpia e ISH CHEEL, la Señora del arco iris, patrona de los sanadores y parteras,  recomendó una dosis de Sinan Tsak, veneno de Alacrán. Cada uno de los Chakob se convirtió en un remolino, en total 13 que se unieron para convertirse en HUYUB KA’AN (huracán), el Batidor del Cielo, para tratar de aminorar el dolor de LUUM NA (Madre Tierra), e iniciaron su trabajo de limpia. Pero como tardaban en llegar,  pues fueron a buscar el agua sanadora a la región de CHAK PAUAHTUN, el Señor del Sol Levante, LUUM IK NA ya no pudo aguantar el dolor y se estremeció con gran fuerza y se sintió en las faldas de las Cordilleras de Los Andes y más allá. El sacrificio fue inevitable; la muerte genera vida y en la historia de LUUM (nuestro planeta), esto ha tenido que ser así gran cantidad de veces y en muchas de ellas, los que mueren suelen no ser exactamente los culpables. El sacrificio de humanos sencillos tiene que darse para que reaccionen los malos Hach Uinikob, dirigentes de los pueblos, pues ellos son los que más podrían hacer para que el futuro no sea tan malo. YUM HUNAB KUH, el Señor Única Esencia tenga en su reino a todos los inocentes. Esto sucedió en un día UAK BEEN, 6, como la señal de los sembradíos y BEEN es el signo 13 del Tsolkín.

            Ah Chilán (el vidente) pensó entonces que los 13 remolinos que estaban dibujados dentro del punto del 6 maya, nos había anunciado el terremoto. Esto en parte fue verdad, pero no pudo saber que en el inframundo había habido aquella reunión, porque las cosas de los seres de las otras dimensiones muy pocas veces se les pueden revelar a los Uinikob (las personas) y cualquier Ah Chilan que diga que lo puede saber todo, esta mintiendo; a veces se les comunica algo, según las conveniencias de los Señores de los Cielos, pero hay muchos asuntos que por ahora no deben saber los Uinik. Hizo cuentas y se percató de que el gran terremoto ocurrido en Tenochtitlan tiempo atrás fue también en fecha BEEN, HUN, UNO CAÑA para los Meshikas, recordando el día de nacimiento de TOPILZIN KETZALKOATL; a 8000 días de distancia exactamente de este nuevo terremoto.

            Pasó el día (7) UUK HIISH y con el (8) UASHAK MEN, entró el uinal (mes de 20 días) de SHUL (final); se encendió el día KIB, la vela de los BOLON TIKUH, los Sagrados del 9 Cielo. Día (10) LAHUN KABAN, fuerza, identidad, cambio, luego (11) BULUK ETSNAB, sumergido el eco de su majestuosidad, HUYUB KA’AN se dio cuenta de su grandeza; los Chakob definieron sus metas y al fin llegó en el (12) LAHKA KAUAK, el resurgimiento por medio de esta purificación,  llegó al Mayab (tierra Maya) HUYUB KA’AN.

           Se aliaron BOLON YOKTEIL, el Viejo Pata de Palo (Júpiter), a la fuerza de UH (la Luna) y AIN EK, la Estrella Lagarto (Saturno) con K’IN (el Sol). Los objetivos fueron definidos y por ahora no entró HUYUB KA’AN por KUSAMIL (Isla de Cozumel), santuario de ISH CHEEL (patrona de los sanadores), porque estaba protegida a causa de que en la entrada de la primavera fue realizada la “Danza de las Varas de Poder”, “UCH SHO’OL OK’OTIL”, por los AH MENOB (Magos sanadores) y sus aprendices, haciendo la petición específica de que esta isla fuera protegida. Así es que la entrada fue más hacia el Sur, por la región de BAK’HALAL, destruyendo nuevas estructuras portuarias y asentamientos poblacionales en MAHAHUAL, que por lo visto no le satisfacen mucho a los CHAKOB ni a LUUM NA. Caminaron toda la noche por tierra firme, con gran fuerza; visitaron Kohunlich, Sh-Puhil, Bekan, Chicanná, Baalamku y  muchos pueblos más; salió de nuevo al mar por la zona de Chakan-putun, inundando la ahora Isla del Carmen. Cruzó el Golfo de Meshíko por la zona petrolera, llevando grandes lluvias a la región de Baalam Kan (Palenque Chis.) y la antigua zona Olmeca, tomando fuerza de nuevo en el día (13) OSHLAHUN AHAU, final de un ciclo sagrado, día en que llegó a Meshíko Tenochtítlan.

           Fue en este último día, que también puede ser el primero, cuando CHAK visitó al Señor del TAJÍN, del Trueno; principal del TOTONAKAPAN; los habitantes de la región se estremecieron y hubo quienes temieron peores desastres, entre ellos, que se afectara la única Núcleo eléctrica de la región en Laguna Verde. Los grandes centinelas, el CITLALTEPETL y el Cofre de Perote, recibieron la fuerza de CHAK, la Sierra Madre fue purificada con esta energía y TLALOK, Señor de la lluvia en Meshíko, recibió gustoso a los CHAKOB que viajaron desde el Mayab sobre HUYUB KA’AN con la misión de limpiar el HA-NAH-UAK y recibir a los Principales de todas las naciones originales de este continente.

            El amoroso abrazo del Gran Espíritu se extendió con HUYUB KA’AN cruzando tierra de oriente a occidente hasta retirarse reintegrándose en el Gran Océano.

            Bienvenidos Principales de las Naciones de este continente. Han venido a abrir un importante ciclo sagrado de 260 días que abrirá a su término, con el (13) OSHLAHUN AHAU, que es el CERO en la cuenta sagrada de los días Mayas, el último ciclo de 4 años previo al final de la Gran Era de 5200 HAABS (ciclos de 365 días), que en lo mismo que 7200 TSOLK’INES (Ciclos del Calendario Sagrado de 260 días), 5125 años y 134 días. Muchos de nosotros ya sospechamos lo que el final de esta cuenta puede traer y es por eso que es tan necesaria la unidad conciente de todos nosotros; los que estamos en el camino del rescate de nuestras raíces.

Kikitan  taba  (que el bienestar sea en tí).

Cheh-keh

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Leyendas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s