Las Pirámides de Güimar


 

Es en 1990 cuando tras una investigación de archivos y la recogida de testimonios de los vecinos de Güimar, Emiliano Bethencourt descubrió las construcciones piramidales de Chacona, en el municipio de Güimar en Tenerife. Arqueólogos e historiadores de la Universidad de La Laguna consideraron a las pirámides simples amontonamientos de piedras, afirmando que fueron realizadas por los campesinos locales entre los siglos XVIII y XIX, con el objeto de dejar el terreno destinado a las cosechas libre de piedras.

Sin embargo, una vez limpias de arbutos y otras plantas que las cubrían aparecieron detalles en estas estructuras como desagües y escalones, que junto con la perfeccion de sus formas y la ordenación en si de la estructura en forma piramidal, indicaban una intencion arquitectonica en su construcción.

Foto de una de las construcciones piramidales de Chacona en Güimar, donde se aprecia una escalera que permite acceder a la parte superior. Se aprecia claramente su forma escalonada.

 

 

Esta es una imagen de las pirámides de la zona de Chacona, donde se pueden apreciar dos de las principales construcciones. El complejo al completo es algo mayor de lo que se aprecia en la foto, y mucho más imponente.

 

Además, tal como apunta el Centro de Estudios Aborígenes de Canarias, a poca distancia del lugar donde se encuentran las piramides existen sitios más comodos y cercanos para deshacerse de las piedras, si realmente los terrenos se hubieran querido limpiar de piedras.

No es lógico pensar que los agricultores de la zona, que lo que querían era cultivar cuanto antes, se dedicaran a realizar amontonamientos de piedras de una manera tan ordenada y escalonadamente como reflejan las estructuras de Chacona.

En medio de tal polémica, tres astrofísicos del Instituto Astrofísico de Canarias realizan una investigación astronómica en las piramides de Guimar, publicando en Junio de 1991 las conclusiones a la que llegaron tras dichos estudios. Estas piramides podían haberse utilizado para la prediccion de fechas claves en los ciclo agrícolas, estableciendo un calendario, tal como lo hacían los mayas, incas y aztecas en las suyas. Según esta investigacion, las piramides se alinean en ejes de orientación hacia los solticios de verano e invierno en dicha zona. Por motivos de espacio, resulta imposible reflejar en estas páginas los resultados de tales investigaciones.

Ademas de estas observaciones y datos, existen en diversos escritos con diferentes fechas, referencias bibliográficas que apuntan hacia un origen prehispanico de las piramides.

En "Historia de la Conquista de las siete islas canarias" de Abreu Galindo (1602) se citan la existencia por aquel entonces de dichas piramides (libro III,capitulo IV) de las que escribe el autor: " Eran estos palmeros idolatras, y cada capitán tenía en su término adonde iban a adorar, cuya adoración era en esta forma: juntaban muchas piedras en un monton en piramide (…), y en los dias que tenian situados para semejantes devociones suyas venian todos allí, alrededor de aquel monton de piedra, y alli bailaban y cantaban endechas, y luchaban y hacian los demas ejercicios de holguras que usaban; y estas eran sus fiestas de devoción."

Tambien Franz von Loeher enviado por Luis II de Baviera en 1873, escribe en su obra "Los germanos en las Islas Canarias": "(…) Las empinadas rocas o las piramides hechas de piedra que indicaban los lugares sagrados llevaban el nombre de Dios y por ellas juraban(…)".

En otro documento, aportado por Emiliano Bethencourt, descubridor inicial de estas piramides, con fecha de 1511, se puede leer: " En los terrenos hacia el mar que parte el Camino Real, que va desde Chacaica a Chogo, donde llaman Chacona, ende están las piedras ajuntadas, ende los guanches hacian sus oraculos (…)".

 

En la foto, perteneciente a una de las pirámides que existen en Güimar, se puede apreciar los diferentes niveles en los que se divide, así como la perfección de sus formas.

 

El ultimo factor, y quizas el mas decisivo en la investigación y proteccion de estas piramides llegaria del extranjero. A finales de 1990 llega a oidos de Thor Heyerdahl (reconocido etnólogo noruego de fama internacional), la existencia de las piramides de Canarias, tras lo cual abandona el yacimiento de piramides en el que estaba trabajando en Perú y se desplaza a Tenerife.

Tras visitar la zona de Chacona en Güimar, el famoso etnólogo da prioridad a las pirámides Canarias en sus investigaciones, aportando nuevos datos sobre las estructuras. Su opinion publicada en la prensa canarias es tajante: "Son anteriores a los españoles".

 

A principios de 1991 Heyerdahl obtiene los permisos necesarios para que un grupo de técnicos chinos y otro del Instituto Geotécnico de Noruega, realizasen prospecciones del subsuelo de las pirámides con ayuda de geo-radares ultrasónicos. Tras esto, se llevaron a cabo excavaciones bajo las piramides, pero los resultados de esos estudios no fueron nunca publicados.

El hecho es que el interes despertado por dichas investigaciones fue suficiente para que Fred Olsen, el empresario danés afincado en Tenerife y dueño de una de las principales lineas maritimas de las islas, junto con la empresa Ferco adquieriesen los terrenos donde se encuentran las pirámides. De esta manera, el ayuntamiento de Guimar perdió la propiedad legal sobre ese terreno, por lo que aun se conservan las piramides y no han sido convertidas en una urbanización o arrasadas con cualquier otro pretexto en nombre del desarrollo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Piramides. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s